viernes, 25 de octubre de 2013

Polenta al Pesto

























Y como siempre tengo los ojos más grande que mi estomago, me he quedado con más polenta.
Esta vez la guardo para otro día, pero os dejé esta idea para vosotros (tampoco que me vaya a alimentar todo el día de polenta !)
La hizé versión salada cocida en agua, solo que cuando la echas en el agua, añades sal y pimienta.
Le preparé un pesto casero con perjil, nueces, aceite de oliva primera presión y sal gris de Bretaña, todo triturado.
Cuando este caliente es el momento de darle forma, en este caso usé un arro, cuando se enfria se retira y Voilà! Chorito de aceite de oliva por encima, más pimienta ( que me encanta!) y el pesto por encima.